SD-WAN: una tecnología que llegó para quedarse

By 20 November, 2017Sin categoría

Estamos viviendo una época de profundos cambios y de grandes oportunidades. Organizaciones de todos los tamaños están atravesando su proceso de transformación digital, cambiando radicalmente la forma de trabajar y hacer negocios. Para no perder competitividad, hay que mantener una actitud innovadora que permita tener la agilidad necesaria para responder rápidamente a las nuevas demandas de un mercado cada vez más globalizado.

En este contexto, la conectividad se ha vuelto un tema fundamental para un buen desarrollo de las comunicaciones en todas las compañías, que están buscando mejorar sus redes WAN. Eso ha dado un enorme impulso al uso de redes definidas por software (SD-WAN), que en el último tiempo ganó un gran número de adeptos.

SD-WAN marca un paso en este camino de evolución. Esta tecnología con foco en las aplicaciones, utiliza el software para supervisar el rendimiento de una combinación de conexiones WAN y así elegir la más adecuada según el tipo de tráfico. Gracias a ella, por ejemplo, las videoconferencias pueden ejecutarse en un circuito concreto mientras que el mail puede usar Internet.

El cambio de paradigma que trae consigo esta arquitectura es precisamente dar a las empresas la posibilidad de tener lo mejor de los dos modelos: por un lado, la seguridad y garantía de servicio que pueda proporcionar una VPN dedicada. Por el otro, se puede sacar provecho a la disponibilidad y bajo costo de las comunicaciones vía Internet.

No caben dudas de que SD-WAN es una tecnología con un gran potencial de desarrollo, que sorprenderá a muchos con su crecimiento exponencial en los próximos años -a medida que las empresas adopten tecnologías tales como Cloud, movilidad y Big Data Analytics- debido al aumento del tráfico.

Se trata de la clave para acabar con el software heredado y contribuir con la puesta al día de las herramientas de redes, uno de los elementos primordiales para permitir abordar los procesos de digitalización de las organizaciones.

Leave a Reply