Cada vez más emprendedores y empresas apuestan a la medición remota de situaciones y procesos para vigilarlos y hacerlos más eficientes

Hace unos años, la moda eran las cámaras, pero hoy cada vez hay más emprendimientos y empresas que apuestan a los sensores para no solo vigilar los lugares, sino también percibir movimientos y cambios en el espacio.

El objetivo es ponerle sensores a todo: a los objetos personales para encontrarlos si se los roban, a los electrodomésticos para medir su consumo energético, a las casas y a los cultivos para vigilarlos, a contenedores de basura para saber si necesitan ser limpiados, a camiones para hacer más productivo su recorrido y hasta a ciudades para mejorar el tránsito.

“La telemetría [tecnología que permite la medición remota de magnitudes físicas y el posterior envío de la información hacia el operador del sistema] existe desde hace tiempo, pero la evolución actual y futura se debe a tres factores: la conexión a Internet, el almacenamiento de datos en la nube y la inteligencia artificial, que permite analizar y tomar decisiones con eso”

Afirmó Marcelo Girotti, CEO de BGH Tech Partner, que ofrece soluciones de IOT (Internet of Things) para medir, por ejemplo, la contaminación del suelo y el caudal de cuencas hídricas.