En BGH Tech Partner implementamos soluciones de IoT que permiten nuevos modelos de gestión y la automatización de procesos.

En esta nota, Brenda Mongelos, IoT Business Development Manager de la compañía, cuenta nuestra propuesta de valor y los beneficios obtenidos al incorporar las herramientas adecuadas según las necesidades de los clientes.

Señala Brenda Mongelos, IoT Business Development Manager de BGH Tech Partner: ‘Nos encontramos trabajando en dos grandes áreas desde el mundo IoT: datos capturados por sensores y analíticas de video. En el primer caso, ofrecemos soluciones que tienen que ver con la detección de determinados insights a través de la toma de datos en campo. Y en analíticas de video, tenemos casos de uso específicos para soluciones de video tales como reconocimiento facial o de emociones, controles de acceso y detección de elementos de protección personal en plantas’.

‘Actualmente tenemos 2091 sensores instalados y 3360 puntos de telemetría. Además, contamos con más de 25 casos de uso en nuestro portfolio. Solo por mencionar uno de nuestros proyectos, en la Ciudad de Buenos Aires diseñamos e implementamos una solución de hidrometeorología, en conjunto con la Subsecretaría de Mantenimiento del Espacio Público, que es un sistema integrado de captura, administración y gestión de datos meteorológicos y de estado de la red de desagües pluviales, que trae beneficios tales como alertas tempranas ante posibles inundaciones, y la capacidad de planificación de obras de infraestructura.

‘Desde BGH Tech Partner integramos tecnología de múltiples vendors, como si se tratara de un rompecabezas. De esta forma, ofrecemos una ventaja única: estamos presentes y escuchamos las necesidades reales de nuestros clientes, y co-creamos con ellos soluciones que permitan digitalizar procesos que ayuden a su negocio. Ofrecemos soluciones de punta a punta de diseño único en muchos casos, que van desde la captura de la información en campo a través de sensores o cámaras, el procesamiento, el transporte de la información, hasta las aplicaciones para explotar los datos obtenidos en campo’.

Fuente: Revista Prensario – junio 2019