Hoy nadie en la actividad duda que la digitalización de servicios es una prioridad para los negocios. Por un lado, porque los comportamientos de los consumidores ya están digitalizados, las personas consumen los servicios de manera digital. Por lo tanto, no es una cuestión de adaptar una nueva tecnología.

En verdad, se trata de alinearse a estos nuevos comportamientos. Y, por otro lado, las transformaciones más rapidas son las que se desarrollan a través de la contratación de servicios, explica Marcelo Girotti, CEO de BGH y Director Ejecutivo de BGH Tech Partner.
Para enfrentar la digitalización es primordial que las arquitecturas sean flexibles, que acompañen la demanda. Es decir, en la medida en la que se digitaliza un servicio, esa digitalización tiene que estar preparada para gestionar a diferentes escalas de operaciones. Debe escalar y ser elástica. Poder y subir y bajar en cantidad de operaciones sin degradar el servicio. Además, toda digitalización debe estar asociada a la movilidad y en formato App. Es decir, que el usuario pueda comenzar cualquier servicio en una notebook, seguirlo en el celular y terminarlo en la tablet, sin mediar inconvenientes. Tiene que poder utilizarlo en cualquier entorno, ser gestionable desde cualquier plataforma. Finalmente, toda arquitectura debe ser user friendly, fácil de consumir. Debe, entre otros factores, poder resolver en pocos pasos y ser visualmente gráfica: responder al UX de los consumidores.
En este contexto no creo que la mayoría de las empresas cuenten con los recursos para el proyecto de diseño y puesta en marcha de una arquitectura adecuada a la digitalización. Sí creo que la gran mayoría de las organizaciones, tanto públicas como privadas, tiene en sus agendas el tema servicios y digitalización, sin ninguna duda. Sin embargo, no creo que todas tengan los recursos necesarios par apoder afrontarla. Y no me refiero sólo a recursos tecnológicos, sino también a una mirada cultural y educativa dentro de las mismas organizaciones. Al digitalizar servicios se está cambiando el paradigma de las asociaciones: de gestionar papeles, a no tener ningún papel; de gestionar activos, a gestionar todo como servicio. A veces los recursos no tienen que ver sólo con la tecnología, sino con rasgos de cultura, de educación y capacitación internos, que en definitiva son los que llevan más tiempo de adopción.
Dentro de este escenario BGH Tech Partner tiene el gran diferencial de poder ofrecer soluciones punta a punta. Es decir, desde lo más elemental como es la tecnología (sensores, hardware y conectividad, hasta la adopción de esta y su transformación a nivel organizacional. Además,somos un system integrator multiplataforma, podemos trabajar con distintas tecnologías (cloud, innovación, IoT, etc.) en un mismo desarrollo y proyecto.
Asimismo, hemos visto que las plataformas que muestran mayor necesidad de renovación son las infraestructuras de hardware, lo que tiene que ver con cómputo y almacenamiento, que hoy tiende a pasar todo a la nube; y a nivel software las aplicaciones para clientes finales, reemplazando todo lo que es Web o cualquier sistema de CRM por Apps.

Fuente: Revista Mercado – junio 2019