*Por Pablo Sorella, Consulting Sales Engineer of Networking Solutions de BGH Tech Partner

Hoy en día muchas de las redes WAN de las empresas poseen en sus sucursales al menos un enlace MPLS para poder conectarse a su casa central. Este enlace les garantiza la calidad del tráfico de aplicaciones críticas.

En los últimos tiempos ha crecido el número de dispositivos móviles que poseen los empleados que trabajan en las sucursales y se ha incrementado el uso de una gran cantidad de aplicaciones.

A medida que las necesidades de las empresas y el tráfico de la WAN va creciendo, las mismas necesitan incrementar la capacidad de los enlaces que poseen en la red MPLS, siendo esto un costo extra que afecta en forma directa la economía de la empresa.

 

Para poder cumplir con los requisitos del aumento de ancho de banda se puede agregar un segundo enlace suplementario a través de un medio más económico como puede ser un enlace a través de Internet. La tecnología ha avanzado en los últimos años, haciendo que los enlaces de Internet sean mucho más confiables de lo que eran en el pasado.

Empleando una solución SD-WAN se puede garantizar qué tráfico tomará cada uno de los enlaces a través de políticas de determinación de rutas, en forma dinámica y automática, sin tener que realizar configuraciones en los equipos terminales.

De esta manera podemos lograr tener una solución WAN independiente del transporte logrando un menor costo y una mayor diversidad.

Una tercera posibilidad es la de emplear ambos enlaces a través de Internet, optando por tener dos proveedores de servicio para tener una mayor redundancia.

 

La pregunta que se hacen muchas de las empresas es acerca de la seguridad de dichos enlaces de Internet. Las soluciones de SD-WAN se basan en realizar túneles VPN IPSEC entre las sucursales, es decir túneles cifrados que cumplen con las necesidades de seguridad en las comunicaciones hacia los centros de datos o bien hacia aplicaciones en la nube.

La implementación de este tipo de soluciones es ideal para las empresas que quieren beneficiarse con las ventajas que la solución ofrece: una mayor agilidad en los procesos, confiabilidad, alto rendimiento, reducción de costos y una mejora en la seguridad.